web analytics

ALD Automotive y Nissan enseñan a conducir con seguridad

(Brunete, España) Bien saben las empresas que tienen que gestionar flotas de vehículos que la formación de sus conductores es un factor importante. Para garantizarlo en sus clientes, la firma de renting y gestión de flotas ALD Automotive lleva 12 años trabajando (desde 2005) con su escuela de conducción, en aras de enseñar lo necesario para conducir de manera segura. Unas 2.000 personas han pasado por sus instalaciones en este tiempo.

Nos trasladamos a su centro en Brunete, al suroeste de Madrid, para sumergirnos en su curso de perfeccionamiento de la conducción a bordo de 6 flamantes nuevos Nissan Pulsar, el compacto de la firma japonesa.

Escuela de Conducción ALD Automotive
Escuela de Conducción ALD Automotive

El curso en cuestión, destinado exclusivamente a clientes de flotas o renting de ALD, tiene una duración de 8 horas entre la formación teórica y práctica. Se aprende a manejar todos estos elementos:

  • Postura correcta del conductor, incluyendo el manejo del volante y el cinturón de seguridad.
  • La anticipación para evitar situaciones peligrosas.
  • La diferencia de comportamiento de los vehículos según su tracción.
  • Gestión del sobreviraje y el subviraje.
  • Técnicas de contravolanteo.
  • Cómo realizar una frenada de emergencia.
  • Frenada según el tipo de firme.
  • Frenada con o sin ABS.
  • Trazado correcto de las curvas.

Nosotros pasamos directamente a la práctica, con observaciones técnicas por parte de los monitores que imparten el curso a pie de pista, la cual consta de 1,2 kilómetros para recrear todas las situaciones que propone el curso. Los Nissan Pulsar en cuestión equipan motores 1.5 dCi de 115 CV de potencia, llantas de 16 pulgadas y neumáticos Bridgestone. Ten en cuenta que es un curso de conducción segura, no deportiva, por lo que necesario un coche sin estridencias como es el caso del Pulsar.

Slalom para gestionar el balanceo de la carrocería
Slalom para gestionar el balanceo de la carrocería

Realizamos tres pruebas, un slalom a una velocidad constante de unos 50 km/h para observar los balanceos del coche y la forma de reducirlos, una rotonda en condiciones de asfalto mojado sin ESP para aprender a tomas las curvas en estas circunstancias y una frenada de emergencia con esquiva para mostrar las capacidades de los frenos ABS. En suma es una experiencia positiva que sirve para refrescar conceptos y adoptar otros nuevos que no se aprenden precisamente en la autoescuela.

Sentir un accidente conciencia más

Un accidente a baja velocidad duele
Un accidente a baja velocidad duele

Una vez terminado el curso se nos proponen otras actividades para concienciar al conductor, mucho más efectivas que cualquier campaña de la DGT. Las más llamativas son los simuladores de choque frontal a baja velocidad y vuelco, en los que se aprende a valorar el uso del cinturón de seguridad y la manera correcta de salir de un coche en caso de haber dado alguna vuelta de campana.

Es una instalación cuya actividad es de aplaudir y recomendable por varios motivos, no solo personales. Además de reducir la siniestralidad, este tipo de conducción mira por el bolsillo de las empresas al alargar la vida del vehículo y reducir sus costes de mantenimiento al estar el coche menos tiempo en el taller.

Todos ganan.

Vídeo de la escuela de conducción ALD Automotive

Sobre Sergio Cobo

Periodista, futbolero y mercenario de la prosa, su debilidad es la competición y así lo transmite en sus textos. Prestad atención a sus tremendos seguimientos de las carreras, remembers de videojuegos sobre coches y encuestas de actualidad. Es un sabueso de las noticias y el community-manager de Maspostventa.net, el rey de Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *